Una vida sana en la mediana edad mantiene la insuficiencia cardiaca a raya décadas después

Al evitar la obesidad, la hipertensión y la diabetes, se podría vivir hasta 13 años más sin esa enfermedad, halla un estudio.

¿Tienes unos 45 años y eres delgado, y no tienes hipertensión ni diabetes? Si es así, quizá ya estes ganándole la guerra a la insuficiencia cardiaca en la vejez, sugiere una investigación reciente.

Fuente: HealthDay News

El estudio, liderado por un cardiólogo, el Dr. Faraz Ahmad, de la Universidad de Northwestern en Chicago, encontró que estar libre de esos factores de riesgo de enfermedad cardiaca en la mediana edad aumentó mucho el número de años que una persona vivía sin insuficiencia cardiaca.

Su equipo observó datos sobre más de 18,000 personas a quienes se siguió durante 40 años. Los investigadores encontraron que las personas que eran obesas y tenían hipertensión y diabetes a los 45 años recibían un diagnóstico de insuficiencia cardiaca en promedio de 11 a 13 años antes, en comparación con las que no tenían ninguno de esos tres factores de riesgo.

La edad promedio para el diagnóstico de insuficiencia cardiaca fue de 80 años para los hombres y de 82 años para las mujeres que no presentaban ninguno de los factores de riesgo a los 45, frente a finales de los 60 y principios de los 70 entre los que tenían los factores de riesgo a los 45.

Incluso tener uno o dos de los tres factores de riesgo reducía los años que una persona vivía sin insuficiencia cardiaca, hallaron los investigadores. Las personas que tenían uno o dos de los factores de riesgo contraían insuficiencia cardiaca de tres a once años antes, en promedio, que las que no tenían ninguno de los factores de riesgo, señaló el equipo de Ahmad.

“El mensaje de este estudio es que de verdad se debe evitar o retrasar el inicio de esos factores de riesgo todo lo posible. Hacerlo puede reducir de forma significativa la cantidad de años en que probablemente se sufra de insuficiencia cardiaca”, enfatizó Ahmad.

El estudio será presentado el 14 de marzo en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en San Diego. Los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Según Ahmad, los hallazgos podrían ayudar a los pacientes a comprender mejor la importancia de evitar los factores de riesgo mayores de la insuficiencia cardiaca, sugirió.

“En la clínica, con frecuencia damos a los pacientes métricas que son relativas y abstractas”, dijo Ahmad. “Cuando se está hablando con personas de 30 o 40, decirles que podrán vivir 11 a 13 años más sin insuficiencia cardiaca si pueden evitar desarrollar ahora estos tres factores de riesgo es un mensaje mucho más potente”.

La insuficiencia cardiaca afecta a más de 5 millones de personas en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La afección tiene un impacto sobre la salud no solo del corazón, sino de otros órganos. Los síntomas incluyen fatiga, inflamación, y tos y/o respiración sibilante crónicas, y los CDC afirman que la mitad de las personas que sufren de insuficiencia cardiaca mueren en un plazo de cinco años tras su diagnóstico.

Sobre el autor