Un máster de 63 años gana una crono al campeón francés “espoirs”

Sucedió en un campeonato en Francia. El favorito no era un cualquiera: se llamaba, y se llama, Nicolás Bonnet, tiene 22 años y es el campeón de Francia ‘espoirs’ menos de 23 años.
Sin embargo, la sorrpresa fue mayúscula. El español José Del Castillo se impuso al gran favorito de la contrarreloj de la Región Rhône Alpes.
Fuente: diariovasco.com
La noticia hay que leerla primero dos veces, luego frotarse lo ojos y después volver a leerla. Dice así «el gran favorito para conseguir el título contrarreloj de la Región Rhône-Alpes de la máxima categoría era Nicolás Bonnet, de 22 años pero el ganador fue el español José del Castillo, ¡de 63 años de edad!».
Si se indaga un poco, los datos todavía complican más ese resultado, no por que hubiese ningún problema, sino por los protagonistas de la historia. Se celebraba el Campeonato de la Región Rhône-Alpes de ciclismo de todas las categorías. Es una zona que engloba localidades como Saint-Etienne y otras más conocidas como L’ Alpe D’Huez, Morzine…, es decir, toda la zona de los Alpes.
La contrarreloj tenía 25 kilómetros. El favorito no era un cualquiera: se llamaba, y se llama, Nicolás Bonnet, tiene 22 años y es el campeón de Francia ‘espoirs’menos de 23 años. Pero es que además quedó en quinta posición en el Campeonato de Europa de contrarreloj de su categoría.
Pues bien, Bonnet se vio sorprendio por José Del Castillo, un corredor máster de origen español, que es campeón del mundo máster en su categoría y que tiene ¡63 años! La media de la prueba fue de 48,3 kilómetros por hora y Del Castillo aventajó a Bonnet en ¡tres segundos.
Nicolás Bonnet pertenece al club VC Vaulx-en-Velin. No es el primer caso de longevidad ciclista que sucede en Francia. Sin ir más lejos, en el último Campeonato del Mundo, en la prueba contrarreloj de féminas, Jeannie Longo, a los ¡51 años! terminó quinta ante corredoras que podrían ser sus nietas. Es la actual campeona francesa contrarreloj, por eso logró plaza para el mundial.
El ciclismo en general está asistiendo en los últimos años a muchos casos de corredores que se mantienen a un buen nivel a pesar de la edad. El caso más llamativo en el ciclismo profesional español es el de Iñigo Cuesta, que a los 40 años ha terminado la Vuelta a España. Corredores en la órbita de los 35-38 años hay muchos, pero sí sorprende que un ciclista con 63 años supere a uno de 22 en una contrarreloj, a pesar de que el primero sea campeón del mundo máster, entrene y se cuide, con los límites que son propios de su edad, como un profesional.
Por cierto que en el ciclismo español, las licencias en categoría máster están aumentando de una forma llamativa y el pasado fin de semana en la prueba de ciclo-cross que se disputó en Asturias, la categoría que más participantes tenía, con mucha diferencia, era la de másters en sus diferentes categorías de edades.

Artículos relacionados