Providencia eligió empresa que arrendará bicicletas públicas por primera vez en Chile

Por :
Commentarios: Off

 Bastará una inscripción por internet, seguido del pago de una membresía, que puede ser de $1.000 mensuales o cancelar inmediatamente $8.000 para todo el año, y el uso de las bicicletas sólo estará limitado a la comuna y por no más de una hora por bicicleta.

Iniciativa similar se lleva a cabo con éxito en Alemania, Francia y España.

La Municipalidad de Providencia dio a conocer los resultados de la licitación para implementar un sistema de bicicletas públicas en su comuna.

Así, el emprendimiento B’easy, incubado en CentroIniciativa de la Facultad de Economía de la Universidad Diego Portales, se adjudicó la licitación, constituyéndose en la primera empresa encargada de instaurar esta nueva modalidad de transporte urbano en toda América.

La puesta en marcha de las primeras bicicletas se realizó el día 22 de septiembre, sin embargo, la implementación definitiva del sistema se completará durante el mes de noviembre.

Según Daniel Pavez, gerente de Proyectos y Servicios de B’easy, “la iniciativa busca presentar un servicio gratuito de préstamo de bicicletas a las personas que circulan por la comuna, pero que a diferencia del transporte público común, es amable con el medio ambiente”.

¿Cómo funcionará el uso de estas bicicletas? Como primer paso, existirá una inscripción por internet, seguido del pago de una membresía, que puede ser de $1.000 mensuales o cancelar inmediatamente $8.000 para todo el año, y el uso de las bicicletas sólo estará limitado a la comuna y por no más de una hora por bicicleta.

cada vecino de la comuna podrá pasear, hacer compras o moverse hasta su trabajo gracias al primer sistema de transporte público individual de Santiago. El modelo conectará varios puntos de la comuna y permitirá a sus usuarios optar por un medio más sano para transportarse de un punto a otro.

Con este sistema, los ciclistas podrán ocupar cualquiera de las 100 bicicletas puestas a disposición en 10 casetas, ubicadas en la comuna, para entrega y retiro. Por mil pesos al mes u ocho mil anuales, los usuarios podrán ocuparlas durante máximo una hora y después devolverla en cualquiera de los puntos. Además, si la inscripción se hace por todo el año, Providencia presta por esa misma cantidad de tiempo un casco a sus socios.

Con una inversión inicial en torno a los 50 millones de pesos, el inédito sistema funcionará con la inscripción en la página www.bicicletaspublicas.cl y el horario de servicio será de lunes a viernes de 7:30 a 20:30 horas, y fines de semana según demanda. Dependiendo del uso se podría extender el horario o añadir otros servicios. Las “cletas” en arriendo tienen un diseño único en Chile y sus repuestos sólo los maneja la municipalidad. Ambos hechos alejan el riesgo de compra-venta en caso de robo.

París, Berlín, Providencia

La idea viene de un modelo que en algunas grandes ciudades europeas ya está funcionando con bastante éxito. La red de bicicletas públicas de París “Vélib” -bicicleta libre-, cumplió un año este mes con tanto éxito que la alcaldía prepara para 2009 un sistema de autos ecológicos.

Aunque originalmente el proyecto se implementó en Lyon, hoy el modelo de bicicletas municipalizadas de alquiler se encuentra también en la ya mencionada París, en Berlín, Barcelona, Londres y últimamente en Washington.

El modelo parisino, con 16 mil bicicletas disponibles para los usuarios, logró reunir unos doce millones de euros en su primer año. Por un euro, cada persona puede ocupar una bici cuantas veces quiera, siempre y cuando esté en otro de los lugares de entrega antes de los 30 minutos.

¿Y por qué en Providencia? Daniel Pavez, de Bicicletas Públicas, dice que por una serie de factores, empezando por el compromiso monetario de la municipalidad. “Providencia tiene una superficie ideal de áreas verdes, con un cuidado mayor por los espacios públicos y ciclovías que facilitan el desplazamiento. Si los demás municipios ven que ahí funciona, se la pueden jugar en los suyos también”, dice.

La red cuenta con bicicletas especialmente diseñadas para asegurar la mantención exclusiva por la municipalidad y evitar robos.

B’Easy, el proyecto de Bicicletas Públicas que propusieron al alcalde Cristián Labbé, fue uno de los 200 beneficiados con fondos del Concurso Capital Semilla para Emprendedores de la Región Metropolitana y también ha sondeado el sistema para implementarlo en el Barrio Universitario de Santiago y Valparaíso.

Nuevo impulso

El presidente de Metro, Clemente Pérez, aplaudió la participación de la gente en la encuesta que la empresa dispuso en internet para la implementación de estacionamientos de bicicletas en las estaciones. “Sólo en una semana tuvimos catorce mil encuestas respondidas y eso destaca la enorme motivación de la gente para destrabar los impedimentos de andar en bicicleta por la ciudad”, dijo.

Pérez agregó que las respuestas revelaron que la principal razón de no usar bicicletas era no poder dejarla en estaciones de Metro y volver a buscarla finalizada la jornada, sana y salva. “Tuvimos experiencias anteriores frustrantes, pero ahora pusimos mucho más énfasis en la seguridad. La confianza del resguardo del vehículo es quizás lo más importante y clave en este modelo”. El presidente del tren urbano anunció que una vez vueltas las vacaciones se inaugurarán los estacionamientos en las primeras cuatro estaciones.

Por su parte, el intendente Álvaro Erazo dijo que “en este minuto está la oportunidad de hacer bien las cosas y tenemos la capacidad técnica y la voluntad ciudadana de construir acciones concretas”. Erazo destacó la nueva política de ciclovías que tiene proyectado 690 kilómetros para el 2012 en la región.

Amarilis Horta, del Centro de Bicicultura, declaró la cita como históricamente trascendente, donde trabajarán en un plan estratégico para el fomento de la bicicleta. “Éste era el último eslabón de esta cadena, porque hay gente trabajando hace mucho tiempo y el compromiso legitima el esfuerzo por darle a las bicicletas el rango que merecen”. Amarilis dice que quizás falte educar con el ejemplo y que la gente pueda ver a las autoridades usándolas.