Increíble ciclovía cultural de 250 kms unirá La Araucanía y Bíobío

Por :
Commentarios: Off

 La ciclovía más larga del país permitirá andar como tren desde Lonquimay a Lebu y viceversa, apreciando importantes aspectos culturales y turísticos de aquellas hermosas zonas.

Una nueva e interesante propuesta para el desarrollo ecoturístico de las regiones de la Araucanía y el Bío Bío es la que se concretará con la creación de una ciclovía emplazada en la antigua vía férrea que conectaba las ciudades de Lonquimay –en la cordillera de la región de la Araucanía- con Lebu, en la zona costera de Arauco, región del Bío Bío.

 La iniciativa forma parte del proyecto Sendero de Chile y junto con la Inmobiliaria Nueva Vía, INVIA, administradora de este antiguo ramal ferroviario, –propiedad de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, EFE- suscribirán un convenio de cooperación que permitirá reconvertir dicho trazado en una ciclovía de largo recorrido, con más de 250 kilómetros de longitud.

Bajo el nombre “Gran Ramal de la Frontera”, esta ruta permitirá el acceso de chilenos y extranjeros al conocimiento y valoración de la naturaleza y de las diversas manifestaciones de la cultura pehuenche, mapuche y lafquenche entre la cordillera y el mar.

A lo largo del recorrido, los visitantes podrán apreciar el patrimonio histórico y ferroviario de las regiones del Bio Bío y la Araucanía, atravesando por parajes emblemáticos de nuestra historia.

Sebastián Infante, Gerente del Sendero de Chile, destaca el potencial de desarrollo que este proyecto generará en el territorio: “La idea de esta ciclovía, además de la conexión territorial, cultural y natural, es constituir una plataforma para el desarrollo de la oferta turística de dos regiones, con alta participación de la micro y pequeña empresa local, que estarán articuladas en torno a un producto común”.

“Se trata entonces de una iniciativa con alto contenido innovador y de inclusión social, que incrementará la competitividad del sector turístico”.

Infante añadió que “una ciclovía de esta envergadura producirá además una nueva demanda por los terrenos de la Empresa de Ferrocarriles del Estado adyacentes al sendero, que podrán servir para la instalación de una red de refugios, albergues y hostales asociados a la marca Sendero de Chile, que permitan atraer visitantes interesados en desarrollar una experiencia de cicloturismo inédita en el país, pero que tiene numerosos ejemplos de éxito en la experiencia internacional”.

El acceso y uso de la ciclovía Lonquimay – Lebu será de uso público, gratuito, en la que se espera contar con una diversa oferta de servicios de pernoctación en refugios o albergues especialmente habilitados en los terrenos de antiguas estaciones, los que combinarán comodidades básicas con precios accesibles, para así dar a todos la posibilidad de disfrutar de el entorno natural y la cultura local asociada a esta ruta.