SU MARCA DEBE

ESTAR AQUÍ

SU MARCA DEBE

ESTAR AQUÍ

Valerie Coxhead: la Dama de Hierro
La "Dama de Hierro", es Instructora Profesional del Centro de Ski Volcán Villarrica, y tiene un basto curriculo de títulos en competencias de Duatlon, Triatlón, Ciclismo y Windsurf. Una verdadera deportista, que ha participado en los más duros torneos, como Triatlón de Montaña, Adventure Racing, Eco-series 2003, Desafío de las islas Antulafquén, Aventura Elqui y en las tres ediciones del Desafío de los Volcanes Chile y Argentina.
En Villarrica "es quien la lleva" en todo lo que tenga que ver con el deporte. Siempre le consultan sobre competencias y consejos para adquirir mejor perfomance en las disciplinas. Entonces no fue raro que fuera escogida para formar parte de la organización de la prestigiosa Travesía Lacustre ocupando el cargo de Responsable de Logística, Coordinadora de tiempos y Puestos de Control.
En los últimos meses, Valerie Coxhead se adjudicó la Conquista de los Dinosaurios -la competencia punto a punto revelación del 2003- y ahora en el verano, la Primera Vuelta al Llanquihue y la Conquista al Volcán Osorno.
Infatigable, a Valerie Coxhead la ven en Villarrica más tiempo sobre la bicicleta que sin ella. Se pasea por la ciudad, la carretera y los cerros, dando muestra de una resistencia envidiable, lograda a través de los años ligada al deporte aventura.
Tampoco extraña que en su ciudad la hayan contratado en 2 instituciones para dar clases de MTB a los pequeños que la admiran cada vez que la ven competir. Su entrega y entusiasmo son encomiables.
Acostumbrados a divisar pocas mujeres en los circuito de Mountain Bike del país, Valerie ha sido la excepción a la regla. Entró a competir profesionalmente en el año 1990, durante la segunda fecha que se hacía MTB en Chile, cuando tímidamente comenzaba la actividad. De ahí no ha parado. Y aunque no siempre ocupa los primeros lugares en el Campeonato Nacional, Coxhead da muestras de algo que no todos los deportistas entienden: lo importante es competir y disfrutar del placer del deporte.
"La Vuelta al Llanquihue fue sensacional. A nivel de compañerismo, de circuito, -que fueron 183 kms. durísimos-, y organizacional, con buen alojamiento y comida", dice Valerie.
¿Con tu experiencia de 14 años en el MTB, como has visto su crecimiento?
Por ello es que llega desde el sur, sumando horas de viaje y costeándose en parte los traslados, altamente motivada. Preparada sólo para ganarse primero a ella misma. Sabe que la verdadera meta es poder completar cada desafío, cruzarla sin importar cuanto tiempo demore. Aunque si se gana, mejor aún.
¿Conocías el circuito?
"Nooo. Cuando iba en el bus a Llanquihue y me iba acercando a Puerto Varas, va apareciendo el Lago Llanquihue, y yo veo una inmensidad y digo, "oh en la que me metí"...
¿Regresarías el próximo año si se realiza nuevamente?
De todas maneras !! Lo único que habría que mejorar sería la última etapa en el aspecto alimenticio, ya que algunos corredores que quedaban atrás no tenían asistencia propia. Un detalle frente a lo global porque a mí me encanto y creo que fue excelente".
¿Cuál fue el tramo más complicado?
"Ha costado que crezca. Diría que en los dos últimos años como que se destapó un poco más. Antes se centralizaba mucho en Santiago y acá en el sur nadie se movía mucho. De repente, cada región comenzó a preocuparse, y ahora en el sur tenemos carreras todos los fines de semana. Hay competencias en todos lados".
¿Te imaginas más carreras del Campeonato Nacional en el sur?
¿Tienes auspicios?
"Un auspicio así de la temporada, no lo tengo, pero acá hay empresas que me apoyan cuando yo se los solicito, antes de cada competencia. En este momento me está apoyando Tour Bus con el 50% de los pasajes y otras empresas. Yo no me puedo quejar porque cuando pido la ayuda la tengo".
"Fue de Puerto Octay a Llanquihue, porque ahí fueron 123 kms. y al partir uno se enfrenta a la primera subida muy fuerte y larga, con "harta ola", como le digo yo a las subidas y bajadas constantes".
"Sería el ideal. A nosotros se nos alivianaría mucho los viajes. Imagínate, la vez anterior tuvimos que ir a Pichilemu, entonces para mí es un medio viaje".
¿Cuál es la receta?
"Hay que moverse bastante, no hay que dejarse estar. Y fuera de eso, hay que hacerse una carpeta con fotos, recortes del diario, ir a las radios, etc, una pequeña presentación", recomienda. "Es todo un trabajo administrativo también, antes y después de cada carrera", subraya.
¿Qué sientes cuando llega el día de la carrera y te das cuenta que eres la única mujer de la competencia, como ocurrió hace poco en Llanquihue y en el Volcán Osorno?
"Decepción, porque las mujeres no están motivadas a correr. Les da susto, nervio, o les da verguenza...no lo sé. Creo que les falta fuerza de voluntad, porque sí hay mujeres que son excelentes en Mountain Bike, como (Elisa) "la chichi" García; Francisca Campos -aunque no va a carreras de largo aliento-, es más de circuito, pienso yo. Porque no se presenta. También está Ixa López, que fue una triatleta y es excelente corredora en bicicleta".
¿Ves una mejor proyección femenina en el Cross Country?
"Sí. Si se ponen las pilas, demás. Yo veo carreras de MTB de Europa y Estados Unidos, y son 100 mujeres las que están en la partida. Y acá nosotros "en el Nacional", si es que somos 4 o 5 es un milagro".
"Muchas veces ponen "mujeres categoría única" y tengo que correr con niñas de 16, 17 y 20 años, porque no hay mujeres", se lamenta.
¿Y por qué sucede esto?
"Por 2 cosas. Primero por la cultura del adulto. No están interiorizados con el deporte, no lo toman en cuenta. Es importante la labor formativa. Y segundo, la cobertura y difusión; la labor televisiva, el diario, etc. En los medios se pierde mucho el tiempo en el mundo de la farándula, en vez de estar dando la vida de un deportista, reportajes de deporte... pero no hay.... y eso influye mucho".
"El colegio y los profesores de Educación Física también son importantes, aunque la familia es lo principal. De ahí nace toda esta cadena, la familia. Es cosa de fijarse en los eventos, donde los papás están dentro de la competición, o que compitieron o que son fanáticos del deporte, y que gracias a Dios están metiendo a su hijo a una carrera".
¿Qué es lo que motiva a Valerie Coxhead a practicar el MTB?
"Ahhh... (suspira de placer) La tierra, la montaña, la naturaleza, los colores, los ruidos...todo. Además que uno tiene una satisfacción porque es un desafío. Es un desafío el poder llegar, como lo harás, como te preparas, llegué bien...quedas con más adrenalina para continuar".
"La satisfacción va más allá de los puntos o los premios en dinero. Te juntas con un grupo de personas que comparten lo mismo, donde todos andan contentos, te saludan cariñosos, amables...porque uno es el objetivo, no es la ropa o la bicicleta, ni el pelo".
Valerie Coxhead está entrenando a su hijo Sebastián, que ha llegado cuarto en su categoría de 9 a 10 años en el Campeonato Nacional, y a Monserrat Toro, en 11 a 12 años, quien "ahí está en la pelea de los tres primeros lugares", cuenta con orgullo.
La incansable "Dama de Hierro" confiesa que no puede parar de hacer deporte y advierte que seguirá presentándose en los circuitos, aunque a estos no llegue ninguna rival que le oponga resistencia.
Fotografía: TVN