En Otoño: a tocar El Arpa…

Publicado el 28 de marzo de 2007
Por :
Commentarios: Off

 Nada de andar tocando el violín ni la flauta. La siguiente recomendación en Otoño es solamente para ir a tocar El Arpa.

Entre septiembre y mayo, esta es una de las rutas recomendadas para los cicloturistas esta temporada.

Se trata del Valle de El Arpa, sector próximo al centro de esquí del mismo nombre, ubicado en los faldeos del majestuoso cerro Aconcagua, el macizo más alto de la Cordillera de los Andes y de América. Su cima se eleva hasta los 6.959 metros sobre el nivel del mar.

 El Arpa pertenece a la comuna de San Esteban, que se encuentra a 35 kilómetros de Los Andes, Quinta Región y a 110 de Santiago de Chile.

Allí, no solamente se emplaza una cancha de esquí, sino que al llegar a la cumbre en un día despejado, se disfruta de una de las vistas más espectaculares de la Cordillera de Los Andes, donde, por un lado, se observa el Monte Aconcagua y por el otro, el Océano Pacifico.

 Existen espléndidas vistas del valle y diversidad en flora y fauna. Además de dos mil hectáreas de nieve virgen. Esto lo comprobó Gabriel Huber, lector de MTB Action, quien expone a la comunidad biker las bondades del lugar y comparte sus fotografías inspiradoras para que otros deportistas se maravillen igual que él.

“Es un lugar realmente lindo y deportivamente, para un nivel medio-avanzado. Lo recomiendo un 100%”, dice Gabriel. “He realizado 2 veces el recorrido, pero sólo la segunda vez llegué hasta arriba, a El Arpa”

 “Comenzamos a pedalear como a las 11:00 horas y llegué arriba a las 17:00 horas, pero a un ritmo no tan exigido. Me demoré aproximadamente 4 a 5 horas en llegar desde San Esteban hasta el centro de esquí”, recuerda.

Para llegar a este sitio paradisíaco, Huber cuenta que hay que dirigirse desde Los Andes hacia el norte por la avenida Hermanos Clarck, hasta San Esteban.

 “Llegarán a una pequeña rotonda donde hay que tomar hacia la izquierda. Como referencia está la Casa San Regis. Luego se debe seguir la ruta y justo antes de Lo Calvo, doblar a la derecha en el camino interior El Cobre”, explica el cicloturista.

Finalmente se llega a Campos Ahumada donde comienza la subida. “Los últimos 13 Km antes de llegar al centro de esquí El Arpa no son pavimentados”, advierte.

 También recomienda llevar bloqueador, abundante agua, “a pesar que hay un río para refrescarse y llevar fruta para el “diente largo”.

Huber es Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile y trabaja en el banco BCI. Practica MTB hace sólo 2 años.

“Siempre he sido deportista aficionado a distintas disciplinas: fútbol, natación, taekwondo (es cinturón negro), pero ahora más dedicado a la “cleta”, en la medida que puedo durante la semana y fijo todos los fines de semana.

Nos cuenta que dentro de sus hobbies “una de las cosas que más me gusta es el respeto por la Naturaleza. Por eso que me enamoré de este deporte”, expresa.

“Me hubiera gustado haberlo descubierto antes y fue gracias a un amigo que me asesoró en la compra de mi bicicleta, una GT Avalange 3.0. No es ninguna maravilla, pero para mi esta bien”, sostiene.

Gabriel Huber difícilmente borrará de su memoria esta alucinante salida en mountainbike al Valle de El Arpa. “El lugar tiene una gran belleza, con una imponente montaña y orillando el camino te acompaña un hermoso riachuelo de aguas cordilleranas”, entusiasma el pedalero.

Artículos relacionados