El sistema de bicicletas compartidas llega a Estados Unidos

Por :
Commentarios: Off

 "Hay mucho interés en Estados Unidos (por este tipo de proyecto) y 2008 será un año importante para los proyectos vinculados a la bicicleta", aseguró Paul DeMaio, un consultor de varias municipalidades. España y Francia ya gozan el apogeo.

La capital federal, Washington, será la primera en proponer una oferta de bicicletas disponibles en varios puntos de la ciudad, tras alcanzar un acuerdo con el gigante de la publicidad Clear Channel Outdoor.

En la costa oeste, San Francisco también acordó con Clear Channel, mientras que otras ciudades como Nueva York, Chicago y Portland (Oregon, noroeste) estudian estos sistemas que florecieron en varias ciudades europeas en los últimos años.

"Hay mucho interés en Estados Unidos (por este tipo de proyecto) y 2008 será un año importante para los proyectos vinculados a la bicicleta", aseguró Paul DeMaio, un consultor de varias municipalidades.

Este especialista afirma que el programa Vélib lanzado en París atrajo la atención y generó interés en varios países, desde Montreal hasta Pekín.

Jim Sebastian, encargado de temas relacionados a los peatones y los ciclistas en el servicio de transporte de Washington, afirma que la capital estadounidense estudia la opción de las bicicletas compartidas desde hace varios años.

Unas 120 bicicletas serán puestas a disposición del público en un primer momento, en 10 lugares distintos de la ciudad. Pero los detalles del proyecto, como el costo y las modalidades de adhesión todavía deben ser anunciadas. La fecha de lanzamiento tampoco fue fijada, pero se espera que sea en torno a marzo o abril de 2008, indicó Sebastian.

Martina Schmidt, responsable de Clear Channel, indica que su sociedad está estableciendo proyectos en Washington y San Francisco en base al modelo existente en Barcelona, Estocolmo, Oslo o Rennes (Francia).

Precisó que Clear Channel utilizará un modelo de bicicleta "sólido" que puede ser adaptado a personas de distinto tamaño.

La ciudad de Chicago estudia por su parte dos propuestas, una de la francesa JC Decaux, que administra el sistema Vélib en París, y otra de la británica OYBike.

Según Paul Demaio, el sistema de bicicletas compartidas existe desde hace tiempo pero proyectos anteriores fracasaron porque los vehículos eran robados o víctimas de vandalismo. Estimó que ahora, las nuevas tecnologías para vigilarlos y rastrear a los usuarios deberían ayudar a que el nuevo sistema sea un éxito.