El Cicloturismo en Alemania gana día a día más adeptos

Es sano, no contamina el medio ambiente y, en comparación con viajes a países exóticos y lejanos, también relativamente económico.

Según el Club Alemán de Bicicletas y Cicloturismo (ADFC), el turismo en bicicleta cobra en Alemania cada vez más popularidad.

No hay duda de que las condiciones están dadas. Más de 75.000 kilómetros de rutas para bicicleta completamente señalizadas se extienden por toda Alemania.

Que el ciclismo se ha convertido en una de las actividades de ocio preferidas lo confirman los datos del ADFC: en 2007, alrededor de 5,6 millones de alemanes han realizado un viaje en bicicleta de varios días con pernoctaciones, mientras que 35 millones han disfrutado de un paseo en bici de al menos dos horas.

En cuanto a los tramos preferidos, ambos grupos coinciden: paisajes fluviales, marítimos o zonas de lagos y montañas. De allí que Baviera, con sus numerosos ríos y lagos, se encuentre entre los destinos predilectos de los cicloturistas alemanes, mientras que la cicloruta del río Elba es más frecuentada que las de los ríos Meno y Weser.

Muchas regiones están invirtiendo en infraestructura destinada a mejorar la calidad de la densa red de rutas exclusivas para ciclistas que atraviesa Alemania. El Estado federal de Brandeburgo, por ejemplo, construyó en torno a Berlín la cicloruta más larga del país: 1.111 kilómetros. Además se triplicó el número de los alojamientos «Bett&Bike», muy apreciados entre los turistas que exploran Alemania en bicicleta.

En el interín, estos alojamientos «Bett&Bike» han proliferado también en otras regiones de Alemania. Además, alrededor de 4.800 hoteles, pensiones, albergues juveniles y campings se han integrado, según datos del ADFC, a la cadena de alojamientos acondicionados especialmente para cicloturistas.

En la página www.bettundbike.de, los cicloturistas pueden informarse acerca de la red de albergues a lo largo de la ruta escogida, o incluso descargar las coordenadas del Global Positioning System (GPS), las cuales les llevarán seguros a destino. Hasta el momento sólo un diez por ciento de todos los cicloturistas disponen de un aparato GPS. Dos tercios de ellos continúan confiando plenamente en el clásico mapa de rutas.