¿Comer menos carne para prevenir la diabetes tipo 2?

Una dieta mayormente vegetal podría ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad del azúcar en sangre, sugiere un estudio.

Fuente: HealthDay News

Comer una dieta principalmente vegetal, sobre todo que contenga muchas frutas, verduras y granos integrales saludables, podría reducir de forma significativa el riesgo de diabetes tipo 2, sugiere un nuevo estudio.

“Este estudio resalta que incluso unos cambios moderados en la dieta hacia una dieta vegetal saludable pueden tener un rol significativo en la prevención de la diabetes tipo 2”, señaló la autora del estudio, Ambika Satija, miembro postdoctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston.

“Estos hallazgos ofrecen más evidencias en respaldo de las recomendaciones dietarias actuales para la prevención de las enfermedades crónicas”, añadió Satija en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio incluyó información de más de 200,000 estadounidenses. Todos completaron una serie de cuestionarios sobre la dieta, el estilo de vida, los antecedentes médicos y la salud actual. Se recolectó información durante 20 años.

Las personas que seguían de cerca una dieta vegetal baja en alimentos de origen animal presentaban una reducción del 20 por ciento en el riesgo de diabetes tipo 2 en comparación con las que no. Pero la investigación no estableció una relación causal firme, sino que solo mostró un vínculo.

Los investigadores también encontraron que mientras más saludables eran los alimentos, más bajo parecía ser el riesgo.

Una versión saludable de una dieta vegetal reducía el riesgo de diabetes tipo 2 en un 34 por ciento. Una dieta saludable incluía alimentos como granos integrales, frutas, verduras, frutos secos y legumbres, anotó el estudio.

Pero las personas que optaban por alimentos menos saludables, aunque de cualquier forma comieran muchos alimentos vegetales, tenían un riesgo de diabetes tipo 2 un 16 por ciento más alto, reveló el estudio. La dieta menos saludable incluía alimentos como granos refinados, papas y bebidas azucaradas.

Los investigadores también encontraron que incluso una reducción modesta en el consumo de alimentos de origen animal se vinculaba con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2. La reducción en el riesgo se observó con un cambio tan pequeño como pasar de cinco a seis porciones de alimentos de origen animal al día a unas cuatro porciones al día, señaló el estudio.

“Un cambio a un patrón dietético más rico en alimentos vegetales saludables (como las verduras, las frutas, los granos integrales, las legumbres, los frutos secos y las semillas) y más baja en alimentos de origen animal, sobre todo carnes rojas y procesadas, puede ofrecer unos sustanciales beneficios de salud en la reducción de la diabetes tipo 2”, afirmó el autor principal del estudio, Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la Universidad de Harvard.

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de junio de la revista PLoS Medicine. Fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

En una noticia relacionada, otro estudio encontró que comer tres o más porciones de granos integrales al día reducía el riesgo de muerte prematura en un 20 por ciento, en comparación con comer menos o ninguna porción de granos integrales al día. Ese estudio se publicó el 13 de junio en la revista Circulation.

Sobre el autor

Artículos relacionados