Carrera fue una fantasia: Fracasó prueba con Isla de Los Lagos

Por :
Commentarios: Off

 Sólo 10 corredores convocó competencia que se creía podría ser la más numerosa del verano y que finalmente fue suspendida por falta de corredores.

Un verdadero “guatazo” asumido con tristeza y hasta verguenza por el club organizador, que culpa de la deserción incluso a sus propios socios quienes prefirieron asistir a otra prueba en Osorno.

Las razones que explican el fracaso de “la carrera de la isla”.

Pintaba para convertirse en la carrera sensación del verano por la cantidad de deportistas que llegarían y por incluir en el circuito una entretenida visita hacia una isla.

Además, el precio de la inscripción a $1.500 era un incentivo para viajar y hospedarse en la variada oferta hotelera disponible en Los Lagos, un lugar hermoso, escogido para llevar a cabo la competencia.

Sin embargo, toda esa predicción se hundió como el Titanic. Sólo 10 ciclistas estuvieron en la línea de largada el domingo 11 de febrero con lo que los organizadores, el Club de Ciclismo de Montaña Los Lagos, decidió suspender la prueba por falta de corredores.

“Fue un fracaso”, así de honesto informa a MTB Action Ernesto Bello, secretario del mencionado club con logo de perro enojado. “Nos sentimos desmoralizados porque pensamos que esto sería un éxito y nos encontramos con el peor escenario”.

Bello intenta explicarse la debacle dando cuenta de la existencia de 5 carreras ese fin de semana en la zona, con lo que “suponemos, los ciclistas prefirieron ir a correr a Pucón el sábado y el domingo a las pruebas de La Unión, Paillaco, Villarrica y Osorno”.

Es más, Ernesto Bello confiesa con desazón que los propios integrantes de su club le dieron la espalda a la “carrera de la isla de la fantasía”. “Ellos mismos se fueron a competir a la de Osorno”, reconoce con verguenza.

“Nos sentimos muy mal y esperamos enviar algunas cartas de excusas para quienes sí nos apoyaron en la producción. Teníamos los regalos de los auspiciadores que nos conseguimos nosotros, los permisos, el circuito demarcado y señalizado, todo lo habíamos estudiado hace semanas…”.

La dirigencia del team también está molesta y sentida con sus pares de otros clubes que habrían comprometido su asistencia a la carrera y que nunca llegaron. Se refiere especialmente a los que integran la liga Cautín – Los Lagos, a la cual pertenecen.

“En la semana recibimos muchos e-mail y consultas por teléfono de interesados y pensamos que andaba bien todo…”, se lamenta.

Pero también hay autocítica. “No hicimos la difusión con mucha antelación y nos faltaron más medios para comunicarla“, reconoce. La competencia no figuró calendarizada desde hace mucho tiempo, sólo 2 semanas antes, lo que influyó en el desconocimiento o falta de planificación de quienes se preparan para viajar y entrenan para cada carrera determinada.

Además, admite que hubo problemas con el departamento de Turismo de la Municipalidad de Los Lagos. “Al final no nos entregaron toda la ayuda prometida. Nos fallaron con los elementos de la premiación”, dice.

De todas formas, en el Club están conscientes que este traspie los deja muy mal parados frente a una futura convocatoria ante mountainbikers, auspiciadores, difusores y entidades públicas y privadas.

“Es difícil para nosotros este momento. Nos sentimos pésimo y desilucionados”, señala Ernesto Bello.

“Creo que por ahora la carrera por la isla deberá esperar y seguramente nos tocará organizar una fecha de la Liga Cautín – Los Lagos durante este año y ahí esperamos demostrar que somos capaces de organizar una competencia exitosa”.

Sobre el autor