Ambicioso plan de arrendamiento de bicis en Santiago espera sumar más ciclistas urbanos

Proyecto “BikeSantiago” creará el primer sistema automatizado de bicicletas públicas en Chile y el más avanzado de Latinoamérica.

Aseguran que superará en niveles de calidad y tecnología involucradas al los que existen actualmente en importantes ciudades del mundo tales como Londres, París, Boston, Montreal y Toronto, entre otras.

Iniciativa implicará una inversión total estimada en US$ 15 millones.

Fuente: MTB Action

La iniciativa se desarrollará en un periodo de 4 años con miras a alcanzar 3000 bicicletas y 300 estaciones. La primera etapa comenzará en el segundo semestre de este año en las comunas del sector oriente y se espera continuar el circuito hacia otras comunas de la capital.

“Al 2014 ya esperamos contar con 1000 bicicletas y 100 estaciones operando. En el diseño del proyecto se procurará que recorridos sean cómodos para los usuarios y tengan la mayor interconexión posible entre las comunas. Nuestra idea  es generar un cambio cultural en el sistema de transporte”, destacó Boris Buvinic, gerente general de Banco Itaú Chile.

Cómo serán las bicis

Las bicicletas son construidas con materiales nobles, seguros y durables, frenos de disco, cambios, equipadas además con GPS y luces LED, características de los altos estándares de calidad de las bicicletas Trek. Las estaciones operarán con paneles de energía solar y se componen de un tótem central computarizado y “docks” o compartimentos donde se guardan y liberan las bicicletas.

Además, una moderna plataforma de software entregará información instantánea para la adecuada administración y el mantenimiento de la bici, así como para que el usuario pueda conocer en tiempo real y en cualquier dispositivo multimedia -computadores personales, tablets y smartphones- aspectos como disponibilidad de bicicletas en cada estación, tiempo de uso o kilómetros recorridos, alertas vía mensajes de textos al celular, vinculación con redes sociales, entre otras funciones.

Cómo usarlas y el costo

BikeSantiago estará abierto a todos los usuarios que se inscriban previamente en el sitio web oficial, que estará disponible a lo menos 3 meses antes del inicio de operaciones. Al registrarse accederán a una tarjeta especialmente diseñada para operar con los “docks” y mantener una cuenta personal en Internet.

Se estima que el costo de la membresía anual será en torno a los $ 4 mil mensuales, lo que significa que cada día tendrá un valor de alrededor de $ 130. El usuario podrá usar las bicicletas todas las veces que quiera durante el día, con la única restricción de no excederse de los 30 minutos. Sin embargo, los usuarios ocasionales también podrán acceder utilizando otros medios de pago en los tótems. Los clientes de Banco Itaú tendrán beneficios especiales por usar el sistema.

Este servicio de bicicletas funcionará de lunes a domingo desde las 6:30 hrs. hasta las 23 hrs.  en meses de verano y hasta las 22:30 hrs. en invierno.

Junto con valorar esta iniciativa, la Ministra de Medio Ambiente María Ignacia Benítez aseguró que “hoy nuestro país tiene una mirada distinta de la cultura de la bicicleta, ya que cada día son más los chilenos que están utilizando este vehículo como medio de transporte para ir a sus trabajos, lo que no sólo es beneficioso porque contribuye a la descontaminación, sino que además porque mejora la calidad de vida”.

Itaú Chile participará no sólo en el financiamiento de la iniciativa, sino también realizando una campaña de educación sobre el uso adecuado de la bicicleta como medio de transporte dirigida a ciclistas, peatones y conductores de automóviles.

Si bien el Banco ha tenido exitosas experiencia en proyectos de bicicletas de uso público en Sao Paulo, Río de Janeiro (Brasil) y Punta del Este (Uruguay), el sistema que se instalará en Chile será mucho más avanzado tecnológicamente. Incluirá adelantos como monitoreo GPS, pagos con tarjetas, estaciones con energía solar e información online, en distintos soportes multimedia, para los usuarios sobre aspectos como kilómetros recorridos, calorías gastadas y captura de Co2.

Por su parte, el presidente de Bcycle, Bob Burns, sostuvo que “será nuestra primera experiencia de un proyecto fuera de Estados Unidos, donde estamos presentes con sistemas públicos de bicicletas en más de 20 ciudades, entre ellas, Chicago, Miami, Washington, Denver, Hawaii, entre otras.  Elegimos a Chile como plataforma para América Latina por sus condiciones de estabilidad política y económica, así como su gran capacidad para adaptarse rápidamente a nuevos desarrollos tecnológicos. Y decidimos aliarnos con Banco Itaú, porque compartimos la misma filosofía de sustentabilidad y por tratarse de un banco internacional con fuerte foco en la región”.

El sistema, que será operado por Bcycle, cuenta con el patrocinio del Ministerio del Medio Ambiente y el apoyo del programa gubernamental Elige Vivir Sano.

BikeSantiago buscará complementar armónicamente el sistema con proyectos de bicicletas que ya están operando, así como aprovechar al máximo la infraestructura de ciclovías existentes. Asimismo, el sistema proporcionará a las comunas información detallada de los puntos en que se concentran los recorridos, a fin de que puedan considerarla para decidir nueva infraestructuras.