Aarón Vásquez condenado a 7 años por homicidio calificado contra Alejandro Inostroza

Por :
Commentarios: Off

 Nuevo juicio estableció que asesino de trialero de Providencia actuó con alevosía y ensañamiento y deberá permanecer con internación en régimen cerrado. Fallo afirma que “existió ánimo de matar y escogió el arma”, un bate metálico de 86 cm de largo.

El Tercer Tribunal Oral en lo Penal resolvió finalmente condenar por homicidio calificado al joven Aarón Vásquez, quien causó la muerte con un bate de béisbol al ciclista Alejandro Inostroza, en un incidente registrado en la Plaza de Pedro de Valdivia con Bilbao, en Santiago, en octubre de 2006.

La decisión del tribunal fue unánime y aumentó la calificación del delito a 7 años en régimen de internación cerrado, pues antes había sido declarado culpable de homicidio simple, por considerar que no había alevosía y estuvo unos meses en un centro Sename semi cerrado de Calera de Tango.

El fallo, dictado por Elenora Domínguez, Isabel Mallada y Patricia González, además absolvió al hermano de Aarón y su amigo Juan Navarro, mientras que otro de sus conocidos, Diego Villalobos, fue declarado culpable de lesiones menos graves contra el ciclista Matías Cornejo Baeza.

El fiscal que investigó el caso, Vinko Fodich, había solicitado una pena de 10 años de cárcel para Vásquez.

La decisión del tribunal oral concuerda con lo que había determinado la Corte de Apelaciones entre sus considerandos al momento de anular el primer juicio en contra de Vásquez.

“Se formó la convicción de que existió el ánimo de matar… Asertiva y previamente escogió el arma. Esto, en un contexto ventajoso por la superioridad numérica de amigos que logró conseguir”, explicó la magistrada Eleonora Domínguez, a cargo de leer la resolución.

Los padres de Alejandro Inostroza se mostraron conformes con la sentencia, aunque declararon que hubiesen querido más años por el crimen. Respecto a la indemnización, la madre del joven ciclista, María Eugenia Villarroel, dijo que no le importaba, ya que no le iba a devolver la vida de su hijo.