14 Mil 400 Hectáreas quemadas por incendios en Octava Región

Publicado el 16 de enero de 2007
Por :
Commentarios: Off

 En Alerta Roja se mantenían tres de las cuatro provincias de la Octava Región, Concepción, Ñuble y Biobío, luego de cuatro días de incendios forestales en la zona, que dejaron 14.400 hectáreas quemadas, 141 damnificados y 61 casas destruidas. Arauco con Alerta Amarilla.

Un verdadero infierno vivieron durante cuatro días los habitantes de Coelemu, distante a 70 kilómetros de Concepción, al desencadenarse 12 focos de incendios forestales que ya han sido controlados por personal del Ejército, CONAF y Bomberos.

Las llamas dejaron aislados los sectores de El Tablón, Pirumavida, Peral Alto, Santa Filomena, La Ermita y Tubul, debido al corte del puente que las une con Coelemu, a unos 7 kilómetros.

Las altas temperaturas y el viento de 90 kms/hora hicieron que las llamas se multiplicaran rápidamente y consumieran un total de 14.400 hectáreas de bosques, plantaciones nuevas de pino, siembras de trigo y matorrales.

El día se oscureció y el humo inundó las localidades afectadas. Con impotencia, las personas veían como el fuego se acercaba a sus viviendas hasta devorarlas. Escenas de dolor y crisis nerviosas se reportaron en el Hospital de Coelemu hasta donde llegaron algunos de los 141 damnificados.

Informes de los funcionarios municipales en terreno intentan cuantificar los daños a fin de canalizar las urgencias que deben ser cubiertas por el Ministerio del Interior a través de la Oficina Naciona de Emergencias.

En primera instancia se solicitó viviendas de emergencia para 30 familias, además de 150 colchones y 150 frazadas para dar soluciones inmediatas.

Además, se canalizó la petición de bomberos de herramientas y bombas de agua, además de estanques de agua que se distribuirán a laz zonas rurales donde se ha cortado el suministro, informó la Municipalidad de Coelemu.

“Estamos preocupados principalmente por los sectores que están aislados”, dijo la alcaldesa Eugenia Romero, acotando que se ha solicitado que los afectados por el fuego, que corresponden principalmente a pequeños productores agrícolas tengan acceso a soluciones definitivas de viviendas y al apoyo de Indap, para lo cual se tratará con la intendenta de la Octava Región Soledad Tohá la petición de declarar la comuna zona de catástrofe.

SE BUSCARÁ A LOS RESPONSABLES DE LOS INCENDIOS

410 combatientes de las 31 brigadas de la Conaf y del Ejército trabajaban en el control del único foco que se mantenía activo este martes 16, en Cabrero. “Estamos trabajando con 22 brigadas de la Conaf, con 9 del Ejército, que suman un contingente de 410 combatientes”, indicó al diario El Sur Rolando Rodríguez Leiva, director regional de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

El director regional especificó que con los cuatro helicópteros de combate y los dos aviones dromedarios con los que trabajaron permitieron que la superficie que estaba activa se mantuviera bajo control en el día de ayer.

 Aún no existe claridad de las pérdidas por los incendios. “No hemos hecho un balance, se han gastado todos los recursos que han sido necesarios”, afirmó la Intendenta María Soledad Tohá, quien visitó el lugar siniestrado.

Mientras, una brigada especial de la Conaf comenzará a investigar la causa de los incendios, en conjunto con Carabineros y el Ministerio Público. “No podemos permitir que después de toda esta tragedia nadie resulte responsable”, declararon las autoridades.

PÉRDIDAS MILLONARIAS PROVOCAN INCENDIOS FORESTALES

Las estadísticas son elocuentes. En Chile se produce un promedio de 5.200 incendios al año, los que destruyen un promedio de 52.000 hectáreas, provocando pérdidas estimadas en US$ 50 millones, según CONAF.

La entidad sostiene que los incendios forestales no se inician de forma espontánea y parten de una alarmante y vergonzosa premisa, que no hace otra cosa que constatar el descuido humano, la mala educación y el cero respeto por la naturaleza: TODOS los incendios son provocados por la mano del hombre.

Cuando no es un rayo que cae del cielo, la mayoría de las veces los incendios son producto de colillas encendidas de cigarrillos arrojadas a los caminos; fogatas mal apagadas; quemas sin control; desperdicios lanzados en laderas de cerros, los que al descomponerse en momentos de calor, entran en combustión y, lo que es aún peor, algunos son provocados intencionalmente, con objetivos que resulta prácticamente imposible imaginar.

Si ves un incendio en tu recorrido en bici no dudes en dar aviso al teléfono 130 desde cualquier punto del país.

LAS FORMAS PARA PREVENIR LOS INCENDIOS FORESTALES

* Supervisar la quema de basuras u hojas en casas colindantes o en áreas de vegetación donde pueda provocarse un foco de incendio, destructivo e incontrolable.

* Durante los viajes por carretera o caminos secundarios, utilizar los ceniceros del vehículo para apagar los cigarrillos. Tampoco lanzar desperdicios a las vías.

* Si vas de campamento, mantén un recipiente con agua, que permita combatir oportunamente cualquier foco que, de no ser apagado a tiempo, podría derivar en un incendio forestal.

 * Durante excursiones al campo o la montaña, haz las fogatas en lugares que ofrezcan protección ante el viento y no favorezcan el vuelo de chispas de fuego, que podrían encender la vegetación del entorno.

* Cerciorarse que la fogata quede bien apagada. Para ello, con una rama se deben separar los troncos de los tizones. Vierte agua sobre ellos y cúbrelos con tierra. Nunca dejes restos humeantes de una hoguera.

* Pese a todas las precauciones que se puedan adoptar, el ideal es evitar encender fogatas. Prefiere el uso de cocinillas de excursión, las que debes vigilar mientras esté encendida y usar en lugares libres de vegetación.

Sobre el autor